jueves, julio 19

Adiós

Recuerdo esos momentos en los que nada me faltaba para ser feliz... Cuando bastaba con tenerte, con mirarte... Cuando vivíamos en ese mundo paralelo donde solo existíamos vos y yo... Era tuya y vos eras mío... Tan perfecto... tan irreal...

De a poco nos fuimos alejando... al punto de no interesarnos por el otro... de desplazarnos... de no incluirnos en nuestros planes, como antes...

En días emprendes un viaje sin retorno... o por lo menos así será para mí... Lejos estaremos mejor... y podré recomenzar mi vida...

Fue hermoso mientras duró... me hiciste tan feliz... Me mostraste un mundo que no conocía, me enseñaste muchas cosas... Y te estaré eternamente agradecida... pero ahora adiós... vete lejos, muy lejos... no regreses aunque dentro de un tiempo te poses a mi lado...
























Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

4 comentarios:

pipo dijo...

lo que pasa que nadie me firmaba, por eso me enojé y no hize nada mas

SE fueron todos a cagar :)

Strange Victorian Beauty dijo...

La verdad... uno cuando está enamorado se pone taaan feliz, es una excitación muy interesante porque a veces nisiquiera vemos la realidad y vivimos cantando y bailando porque nos sentimos realizados...pero a la vez cuando se va este enamoramiento y vemos al que está enfrente, cuando le sacamos la máscara que le creamos, cuando vemos que en realidad todo es parte del nosotros, del saber compartir cada momento y esas cosas... nos volvemos tan débiles.

Realmente no sé si amabas o estabas enamorada. Es que se confunde con facilidad...

Pero una cosa es segura, hay que disfrutarlo mientras dure, hay que vivir y cuando se va, hay que saber elegir entre la realidad o la mera ilusión.

Cambié definitivamente el URL, agregame, cambiame de tu link, daaale¿?

Besos hermosa...

•...::: Ljn :::...• dijo...

.




no mereces sufrir
x semejante sorete.
te quiero mucho!






.

Nicolas Mauro dijo...

es bueno que tengas las cosas tan claras, tu determinacion es mas que admirable, y tu fuerza de voluntad inquebrantable