jueves, noviembre 29

Cuando no podia decir que te dejaría.... que nos dejaría...


Un día desperté con la necesidad de un cambio radical... Después de almorzar fui a la peluquería, cambie mi color y mi corte de pelo... Al llegar a casa, sin sentirme del todo renovada te llamé para vernos. Hacia días que estabas en la ciudad y yo siempre encontraba alguna excusa para no tenerte frente a mi.

Sin embargo ese día fue diferente... te cité y nos encontramos en Belgrano y Rioja, justo en la esquina. Caminamos sin rumbo por un buen rato, mi boca casi sin emitir sonido. Buscamos un lugar tranquilo, y terminamos en aquel café que tantas veces nos reunió.

Luego de realizar nuestro pedido, decidí comenzar a hablar... Tenia un nudo en la garganta, sin embargo, las palabras salían de mi fluida y naturalmente, quizá hasta de un modo inconsciente. Tus manos inquietas, jugando con las servilletas, y ese fumar constante, demostraban tu nerviosismo... Mi situación no difería mucho de la tuya...

El conocernos tanto, saber leernos, permitió que hable menos y sobreentiendas mas... Me ayudaste cuando no podía decir que te dejaría, que nos dejaría, hablando por mi, sabiendo que es lo que diria... prometiste quedarte conmigo, no del mismo modo que hasta ahora, pero seguir ahí... no querías alejarte, al mismo tiempo que ansiabas pagar la cuenta y salir corriendo para esconderte, y reflexionar sobre todo esto...

Nos despedimos con un beso... aquel que selló por siempre nuestro pacto de estar, de sentirnos por siempre...




Hoy, años mas tarde... sigo buscando aquel cambio radical en mi vida....



















Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

3 comentarios:

Kunuca dijo...

ups, que jodido eso, seguì buscando que llegarà, yo sigo en la busqueda no te creas que es facil.
besos
(traeme mas imagines de mi mar del plata, en tus escritos...)

Elias dijo...

puedo llorar un poquito????
por una historia diferente, por una situacion diferente pero ese "Me ayudaste cuando no podía decir que te dejaría, que nos dejaría, hablando por mi, sabiendo que es lo que diria... prometiste quedarte conmigo, no del mismo modo que hasta ahora, pero seguir ahí... " me toca de lleno y me dobla en dos.
los cambios radicales suelen empezar por dentro...

Ferrolate dijo...

Hagámosle un favor a nuestros nietos... visiten El Postero.

Abrazo