miércoles, diciembre 5

Amores Eternos

.



Pensas en ella, así como yo te pensé alguna vez... La idealizas, la amas al borde de la obsesión, crees perfectos aún sus defectos... No te preocupa esconderlo, quizá con el fin que se entere, quizá por iluso.

Mientras tanto, yo pienso en tu presencia, que se siente como ausencia; en tus gestos y tus miradas... Analizo cada pequeño detalle, convirtiéndolo en algo enorme; observo tu dedicación y tu memoria para aquellas cosas que le incumben, mas no aún para tus propias preocupaciones.

No necesitas emitir palabra, tu actuar lo dice todo... Lo que nunca me gustó del silencio es que te obliga a pensar. Y vos callas tan a menudo... Pensar no es malo, pero en estos casos me expone mas de lo que desearía, incluso llega a generar algunos roces innecesarios.

Quizá algún día logres superar esto que ella deja a diario en vos... quizá algún día logres verme realmente como una mujer y no como un pedazo de carne sobre tu colchón...
















Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.



Creo que es uno de los primeros escritos que subo, intentando que salga algo legible, sin inspiración y sin basarme en mi propia vida...

5 comentarios:

Kunuca dijo...

para que el cambie de opinion, la que tiene que cambiar ante el, sos vos, te lo digo por experincia, fuì mas de una vez la que solo calentana las sabanas.
beso

Maca dijo...

dsp de no saber como plasmar tus ideas en la hoja salio eso y quedo bueno, me gusto =)

nos vemos hoi flor!
besooos =)

Ljn.- dijo...

.



el escrito para la
intrascendente! =)
me sigo riendo de eso..
bes00otesss =)






.

Elias dijo...

Muy bien flor, una de esas tristes historias del tercero en cuestion, de aquellos que nos convertimos en confesores, consoladores, pero nunca en seres...

Jimena dijo...

me gusto la ultima frase, como te habia dicho... resume bastante bien la ira/frustracion que puede sentirse en esos momentos en donde uno se siente medio usado. No solo en terminos de lo sexual, sino en todo: a veces somos una pedazo de carne en un colchon, otras una oreja que escucha eternos problemas, otras somos contencion, abrazo, mirada... nunca un TODO. Como dijo la primera en comentar, hay que aprender a darse cuenta cuando solo nos estan quitando y no nos dan nada y alejarnos de eso sin dar mas oportunidades que una sola para que mas?.

bueno nunca comento y ahora me comente todo jeje

ah...otra cosa: quien te dio permiso para usar una foto de mi maravilloso cuerpo para ilustrar tu escrito?

=) besos flor

jimena