martes, diciembre 18

Troya

.




Ayer, no se porque motivo, se me ocurrió mirar Troya, creo que por décima vez. Dicen que cada vez que volves a mirar una película encontras cosas en ella que no habias visto antes, y casualmente, eso me pasó.

Descubrí que Aquiles, aquel soldado mas Dios que Humano, esa máquina de matar, era también era un hombre de palabra, al igual que Héctor. Nunca atacaban por la espalda mientras otro soldado estuviera retirándose, asumían sus culpas, por mas que aquello implicara la muerte. Algo difícil de encontrar hoy en día.

Pero Aquiles tenía un gran defecto: era confiado, quizá por saberse fuerte, casi invencible, rozando la inmortalidad; quizá por su vanidad. Mandó a sus soldados de regreso a casa y entró, junto con los Griegos, a Troya. Mientras éstos la saqueaban, incendiaban y mataban a todo el que se cruzara por su camino, Aquiles salió en busca de su amada, para protegerla sacándola de su lugar natal. Y ahí es cuando notamos la confianza de este mítico personaje, mientras estaba con Briseida intentando salvarla, confiado que nadie lo atacaría por detrás, Paris lanzó una flecha que atravesó el talón de Aquiles.

En la mitología se dice que la debilidad de Aquiles fue su talón, yo digo, que fue la confianza que tenia en si mismo, y en el respeto que imponía a los demás.

A ver si aprendemos de su error, empezando a desconfiar un poco mas del mundo en general, de nosotros mismos al juzgar a alguien, y a creerle a la gente cuando absolutamente TODOS dicen algo que vos no ves.















Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

4 comentarios:

Maca dijo...

es muuuuuuuuuui bueno lo q pusiste, a mi nunca se me hubiera ocurrido esa conclusion de la peliculas =|
besoos flor

pd: estoi re caliente :@ ajajajajaj

Marquitos dijo...

Duriiiisiiimoooo.... jajaja!... muy cierto... aunque prefiero seguir confiando y lastimandome... a eso se le dice vivir!:P

alguien te comento alguna vez: "Si la cuerda no fuese delgada no tendria gracia caminar por ella!"... o algo asi...

Mucha suerte!!
Un abrazo :D

Meredith Brooks ( the REAL bitch) dijo...

Bienvenida a la Iglesia de la Virgen de la Perpetua Desconfianza!! Aqui los feligreses adquieren una especie de poderes o habilidades determinadas:por ejemplo tienen como rayos x que permiten ver mas alla de lo que se te muestra, tienen sentido de la audicion superdesarrollado por ende escuchan mas de lo que se te dice, ven intenciones, mentiras, fachadas, velos, y descubren aquello que se quiere ocultar detras d elo que se les intenta hacer creer.Estas facultades se adquieren de a poco y se perfeccionan con practica y la experiencia cotideana.
Su maxima: no todo es lo que parece

te mando un beso Flor

Elias dijo...

Es cierto que aquiles sufrio por su confianza en si mismo, pero por eso mismo llego a donde llego y "es leyenda". De lo contrario la historia lo hubiera retratado como un cobarde.
La confianza tanto en uno como en los demas, es algo que al igual de la esperanza, no ha de perderse jamas del todo. Sin confiar jamas permitimos que alguien ingrese a nuestro mundo, sin confiar en nosotros nunca llegamos a nada.
Todos tenemos nuestro talon de aquiles, pero lo cierto es que lo que no nos mata nos fortalece, y el dolor debe convertirse en aprendizaje, jamas en sed de venganza, en odio que cierra corazones o sombra gris que nuble nuestro brillo!!