miércoles, octubre 29

Y el producto que compré está a punto de vencer, no debería haberlo adquirido. Una mente que esté en su sano juicio no se lleva a su casa algo con una fecha de vencimiento tan cercana, para no intoxicarse, para no auto-dañarse. Pero yo no sólo bordeo la locura, sino también el masoquismo. Salgo de Guatemala, para entrar en Guatepeor.

Te vas y todo termina ahí. Entre mis recuerdos y tu campo. Entre mi necesidad de vos y tu necesidad del cariño que sólo puede brindarte tu familia. Entre mis lágrimas y tu risa. Entre mi corazón partido en dos y tus ansias de irte. Entre mi trabajo y tus planes para abrir tu propia oficina (allá, por supuesto). Entre mis sonrisas fingidas y tus besos robados. Entre mi insomnio y tu presencia hasta debajo del termo (obviamente inventada en mi mente, en todo encuentro algo de vos, todos tienen algo tuyo, en cada lugar apareces sin estar ahí).

Esta fecha de vencimiento me duele mas que cualquier otra, mejor dicho, me duele en serio. No quiero ilusionarme con un posible regreso, aunque sueñe todas las noches con eso. No quiero aceptar que me encariñé mas de lo que mi razón dictaba. No puedo entender que seas todo lo que siempre soñé, que tengas todo lo que siempre busqué, y deba dejarte ir así... No quiero creer que dificilmente vuelva a verte después del 15 de Noviembre.

Simplemente no quiero pensar, quiero disfrutarte el poco tiempo que nos queda, a la vez que quiero borrarte de mi mente para siempre, fingir que nunca exististe, que nunca fuiste nada de todo lo que sos.










Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.






Justamente ahora irrumpes en mi vida
con tu cuerpo exacto y ojos de asesina
tarde como siempre
nos llega la fortuna

Tú ibas con él
yo iba con ella
jugando a ser felices por desesperados
por no aguardar los sueños
por miedo a quedar solos

Pero llegamos tarde
te vi y me viste
nos reconocimos en seguida
pero tarde maldita sea la hora
que encontré lo que soñé
tarde....

Tanto soñarte y extrañarte sin tenerte
tanto invertarte
tanto buscarte por las calles como un loco
sin encontrarte
Ahi va uno de tonto
por desesperado
confundiendo amor con compañia
y ese miedo idiota de verte viejo y sin pareja
te hace escoger con la cabeza
lo que es del corazón
y no tengo nada contra ellos
la rabia es contra el tiempo
por ponerte junto a mi
tarde...

Ganas de huir
de no verte ni la sombra
de pensar que esto fue un sueño o una pesadilla
que nunca apareciste
que nunca has existido

Que ganas de besarte
de coincidir contigo
de acercarme un poco y amarrarte en un abrazo
de mirarte a los ojos
y decirte bienvenida

Que ganas de rozarte
que ganas de tocarte
de acercarme a ti golpearte con un beso
de fugarnos para siempre
sin daños a terceros

3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias flor :)
por los consejos

espro q me sirvan:)



besoo


nico

Diana dijo...

Es algo que me ha sucedido a mi corta edad :D
Bueno, el pensar en una persona y todo lo que veo me la remembra en lo más profundo de mi alma.

No voy a empezar a contar mis plácidas historias romanticonas y algo cursis, sólo te voy a decir que me agradó tu entrada muchísimo...

Besos :*

andy dijo...

ayyyy estas historias que nos carcomen la vida tan distintas y tan parecidas

ayyy eso sono para otra persona pero me dejaste pensando pero bueno yo me referia a q siempre nuestras historias tienen punts en comun xq las dos sentimos y actuamos en consecuencia, como te dije hoy
te amoooooo