lunes, enero 5

Divagando

Tengo ganas de escribir, pero me hacen falta las palabras, las ideas, la inspiración. Alguna vez alguien me dijo que los escritores no necesitan inspiración para escribir, pero yo no entro en ese club. Y si, si necesitó estar inspirada, haber vivido algo que me marque, haber visto alguna imagen que ilumine las pocas neuronas que dan vueltas en mi cabeza.

Pero hoy necesito escribir, aunque sólo sean frases sin sentido, aunque nada de lo que acá quede expresado tenga coherencia.

Hoy necesito decir que hablé de vos, de mi, de nosotros, de él, de mis sentimientos, de mi "estado de bien estar", del amor que ya no está.

Ese es un buen tema sobre el cual divagar en este momento. Ese amor que ya no está. Porqué no está? Me habré dado cuenta que fue un capricho? Me desilucioné? Sentí que en algún momento te amé y hoy ya no porque no sos lo que busco actualmente? Qué pasó?

Ibas a ser mi amor eterno, mi único gran amor. No, con esto no quiero decir que alguien haya ocupado el lugar de "gran amor", sólo digo que pensé que siempre te veria así. Alguna vez soñé con que fueras el padre de mis hijos, y creo que hasta llegué a afirmarlo. Yo sería la eterna enamorada a distancia, no correspondida, usada, maltratada, engañada, abandonada, pero vos ibas a ser el padre de mis hijos. Si, así de trágico.

Y re apareciste, tuvimos un día de re encuentro, de palabras, de miradas, de abarazos, de caricias, de sexo. No hicimos el amor, no, nunca lo hicimos, ninguna de las veces que nos acostamos en todo el tiempo que llevamos de conocernos. A lo sumo, yo lo hice, vos no. Así que llego a la conclusión que lo nuestro fue sólo sexo, absolutamente todas las veces que compartimos una cama. No me mueve un pelo admitirlo, ni me siento menos mujer o mas degradada por hacerlo. Quizá, en dos años tres meses (si, el tiempo expresado tiene su razón de ser) volvamos a encontrarnos y pasemos otro día como aquel, por qué no? Nunca te cerré las puertas y no lo voy a hacer ahora, pero tené presente que no sos mi principe azul. Yo sé muy bien que no soy tu princesita, aunque alguna vez así lo haya creido de tantas veces que me lo repetiste (todavía te escucho diciendomelo). Tampoco digo que seas un sapo, por favor, no me malinterpretes. Tengo un hermoso recuerdo de los buenos momentos vividos, casi podría decir que me olvidé de todos esos malos, aunque mentiría, los atesoro en mi interior para no dejar que nadie mas haga eso conmigo.

Hoy quiero dejar esta mochila atrás, hoy me decido a dejarte atrás. En realidad, hoy expreso que te estoy dejando atrás, para que lo sepas, pero lo hice hace un tiempo ya. Así como algún día te dije "Con lo que tengo y lo que no tengo, con lo que soy y lo que no soy, te amo, porque así lo elegió mi corazón", hoy te digo "Te dejo atrás, bueno, no a vos, a nuestra historia, al amor que sentí por vos". En algún punto Santiago (y si, quiero dejar tu nombre grabado acá, porque en un futuro voy a necesitar recordar que fuiste real) tuvo que ver. No, nuevamente te pido que no me malinterpretes, no lo usé a Santiago para reemplazarte, es la primera vez que puedo asegurarte que no quise hacerlo, que ni siquiera lo intenté. Él simplemente marcó un camino diferente, me enseñó que puedo ser todo lo que quiero ser al lado de alguien que no seas vos; y con esto de "quiero ser al lado de alguien" no me refiero a novia, amante, amiga, "oloquesea", sino a mi forma de ser al lado de alguien, el modo de manejar los celos, los deseos de ver/estar/acompañar a la otra persona, la manera en que me dirijo hacia él, etc.

En fin, creo que ya no tiene sentido nada de todo lo que estoy diciendo acá, no pienso releer tanta cosa escrita, al menos no en este momento.

Me resta decirte, a vos y sólo a vos, que si ahora tenes ganas de intentar, por segunda vez, que seamos amigos, que dejemos todo atrás, que empecemos de nuevo, tenes mi teléfono y mi mail ;)














Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

4 comentarios:

Diana dijo...

Primera :D

Diana dijo...

A veces divagar me sienta taaaaaaaaaaaan pero taaaaaaaaaaaaaaaan mal... Me enferma.
¿Por qué?
Porque termino pensando en él, y en mí, y en el nosotros. Cómo vos. Sólo que tu tenes un carácter mucho más forjado que el mío.

Divagar.. ¿Quién diría que de ahí sacarías una perfecta entrada?

Si. Una perfecta y pulcra entrada.

Besos. Creo que no hay mucho más que decir.

:*

Anónimo dijo...

nunca entendi porq siempre le das 8675656752 vueltas a ciertos temas (por no decir todos..) pero bueeeno!


seguimos por chaaaaaat =)

Maca

Marquitos dijo...

Nunca crei en las definiciones TAN deterministas... nunca funcionaron en mi vida jeje... y cada día lo compruebo con algo nuevo. En la vida de mis alrededores tambien ahora que lo pienso. Quizas seas la primera en demostrarme lo contrario =D

NUNCA es una palabra tan utópica!!

Un abrazoo!!