viernes, junio 11

Miedos...

El miedo de él de entregar su alma e, incluso, su vida por aquella mujer tan hecha y derecha, y tan niña a la vez. El miedo de ella enfrentarse con esa mirada que cobraba vida propia, con esa sonrisa de niño y esa sabiduría de anciano. El miedo de fundirse en uno sólo y admitir que eran tal para cual.

Ese miedo los llevó a montar un show y lanzarse a actuar como profesionales, sin darse cuenta que hasta un amateur lo haría mejor.

Una comedia, con dejos dramáticos, y muy poco romance. Quién necesita del amor cuando se tenían el uno al otro de ese modo tan particular? Cuál de los dos afirma que no lo necesita cuando apoya la cabeza en la almohada tan lejos uno del otro?






Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hola me gustari cono certe y platicar contigo soy de mexico y mi correo es oxcuro@18hotmail.com
y mi nombre es DANIEL

Anónimo dijo...

ESTA MAL EL CORREO ES oxcuro18@hotmail.com

emilii dijo...

me encanta como escribis, realmente cierto! de verdad, muy lindo...

tu blog es bello, andare por aca mas seguido

Liou dijo...

Interesante...